Como mantener limpia mi comunidad de vecinos

En las comunidades de vecinos abundan las zonas comunes, áreas que todos los habitantes de la comunidad comparten y que deben de verse en el mejor estado posible. La limpieza y el mantenimiento de estas zonas pueden llegar a ser motivo de disputa si no se cuidan como es debido, pero sobre todo si no se cuenta con el apoyo profesional adecuado. A continuación compartimos con vosotros algunos consejos.

Limpio dentro y fuera de casa

El uso de felpudos y la costumbre de mantener las puertas cerradas (especialmente si tenemos cerca zonas verdes o de tráfico intenso) ayudan a disminuir la acumulación de polvo y suciedad del exterior. Entrada y rellanos requieren de dedicación y esfuerzo en su mantenimiento, y será complicado organizar a los propietarios para su limpieza (más complicado aún cuanto mayor es el número de viviendas). Si optas por contratar a una empresa de limpieza tendrás la seguridad de mantener estas zonas limpias y ordenadas.  

Es importante también respetar las zonas destinadas a la recogida de basuras. No dejar nunca la basura, aunque sea de forma temporal, en zonas comunes; esto evitará problemas con los malos olores. Si estamos realizando una reforma en la comunidad, la limpieza de fin de obra será un tema a tener muy en cuenta, que debemos confiar a una compañía con experiencia, si no queremos encontrarnos con zonas comunes poco higiénicas y llenas de suciedad.

¿Convives con animales de compañía?

Cuando en la comunidad existen propietarios con animales de compañía, el uso de unas normas mínimas de convivencia permite coexistir a la comunidad sin ningún problema. Una de estas normas será el uso de correa para perros dentro de las zonas comunes, con el objetivo de evitar que el animal hagan sus necesidades en lugares de uso compartido, en cuyo caso el dueño del animal se debería hacer cargo de la limpieza o del desperfecto ocasionado.

Cuida tus zonas comunes y presume de Comunidad

Los jardines son zonas comunes que también requieren de un mantenimiento especializado y profesional. En lo que se refiere a la limpieza, si no contamos con un equipo profesional de confianza encontraremos hojas y ramas acumuladas que entorpecen el tránsito y se convierten en un problema.

El garaje es otro punto de encuentro de vecinos que conviene tener limpio. Es el lugar en el que descansan nuestros vehículos, por lo que si tenemos unas paredes pintadas y en buen estado, techos libres de goteras y mantenemos la zona limpia, ayudará a alargar la vida de nuestro coche o moto (y a reducir la frecuencia con la que tenemos que lavarlo). La suciedad por el uso constante de vehículos provoca que debamos tener especial cuidado con la periodicidad con la que realizamos labores de control de plagas.

Por último, en comunidades que cuenten con azoteas o terrazas comunitarias, será conveniente no dejar nunca en ellas objetos personales con el objetivo de evitar atascos en los sistemas de desagüe. Estos espacios son de uso compartido por lo que también es buena idea no utilizarlas para fines personales como tomar el sol u organizar una barbacoa sin el consentimiento de toda la comunidad.

Nuestro Consejo: Invierte en calidad

Todos estos consejos de ayudaran a mantener tu comunidad en el mejor estado posible, pero no olvides que la limpieza de comunidades de vecinos es algo que requiere de tiempo, dedicación y profesionalidad. Confía para ello sólo en los mejores porque invertir en calidad es ahorrarte problemas, tiempo y dinero.