Consejos para la prevención y reparación de goteras

Consejos para la prevención y reparación de goteras

¿Sabes cuál es la mejor forma de prevenir las goteras?, ¿sabes cómo evitar que se extiendan una vez que ya las tienes? – Te damos las claves para el correcto mantenimiento de tu propiedad  

Es un clásico de la época invernal, casi todo el mundo ha tenido que enfrentarse alguna vez a esa molesta gotera o humedad que aparece en la pared o el techo de tu casa, garaje o empresa. Dentro del mantenimiento integral de edificios, este es uno de los problemas más comunes que nos encontramos. Y vamos a darte algunos consejos para que puedas prevenir su aparición o repararlas en caso de que ya las estés sufriendo.

Las goteras pueden tener dos orígenes: interior o exterior. En el caso de las goteras que provienen del exterior de nuestro edificio, una azotea despejada, libre de objetos, con un mantenimiento constante y con una buena capacidad de drenaje será ideal para no dar pie a su aparición. Cuando se trata de goteras originadas en el interior del edificio (generalmente debidas a un fallo en el sistema de fontanería), el correcto mantenimiento será clave para evitar males mayores.

El estancamiento de las lluvias en nuestras azoteas y la mala impermeabilización, así como un trabajo de fontanería mal hecho hacen que el agua llegue a lugares a los que no debería llegar. Es por ello que encontrar grietas, huecos y fallos en nuestro edificio será imprescindible. Sin el mantenimiento correcto, tenemos muchas posibilidades de encontrarnos con una pared o techo mucho más húmedo de lo que nos gustaría. Un lugar en el que aparecen con frecuencia los puntos de entrada de agua es el lugar en el que se unen pared y tejado, pero debemos buscarlas con detenimiento en toda la parte exterior de la estructura. Cuando hayamos encontrado esas grietas y huecos, ¿qué debemos hacer?

Taparlos, y no de cualquier forma. El mantenimiento de edificios es algo que requiere de experiencia, profesionalidad y dedicación, hacer lo contrario puede salirnos muy caro.

  •          Cuando se trata de porosidades o pequeñas grietas, el relleno será suficiente.
  •          Cuando se trata de grietas de mayor envergadura, el cemento será la mejor opción con la que rellenar el hueco (con una correcta limpieza y posterior impermeabilización, siempre).  

No se debe olvidar que el paso previo a la reparación siempre es la correcta limpieza de la zona de trabajo. Si la gotera amenaza con expandirse, un truco para que no lo consiga es colgar una cuerda desde la zona más afectada hasta el suelo, haciendo así que el agua tienda a caer por ella y no  agrandar la mancha. Los que ya lo hayan intentado, sabrán que cubrirlas con pintura es una solución que dura muy poco.

Una vez que hayamos solucionado el origen,  es necesario quitar la mancha que nos ha alertado de que había una filtración. Según la gravedad de la mancha, te proponemos dos soluciones:

  •          La limpieza con productos especializados será la solución para los casos más livianos.
  •          Si el problema es más grave, nos tocará levantar el trozo dañado para luego reponerlo.

Si todo esto te parece un lío, el problema persiste en el tiempo o no consigues que desaparezca, Coesservi te ayuda a hacer desaparecer las humedades de tu hogar, de tu garaje o de tu empresa. Nuestro equipo de mantenimiento integral de edificios pone a tu disposición una experiencia dilatada y las técnicas más innovadoras en el tratamiento de goteras y humedades. Como hemos comentado en este artículo, el mantenimiento integral de edificios es algo que conviene dejar en las mejores manos posibles. Además del mantenimiento, Coesservi tiene también un equipo de limpieza con especialistas en la limpieza de fin de obras, por lo que tu propiedad quedará en perfectas condiciones después de que hayamos arreglado tu problema.