5 consejos para mantener la casa fresca en verano

Pasar el verano en ciudades como Madrid o Sevilla suele ser problemático. Y es que residiendo en una gran capital, sin playa y con temperaturas superiores a los 30ºC corremos el riesgo de pasar un período estival bastante incómodo, o dejarnos un dineral en aire acondicionado. Pues esta semana en Coesservi os ayudamos a que ni la una ni la otra. Compartimos con vosotros 5 consejos para mantener la casa fresca durante los meses en los que el calor aprieta:

1. La noche es tu aliada

Abrir ventanas parece obvio, pero ¿cuándo? Aprovecha las horas en las que el calor da un respiro. Cuando el sol se esconda, abre ventanas y puertas interiores de casa para que el aire fresco llene todo tu hogar.

2. Corriente

Seguimos con las obviedades, pero ¿estás aprovechando al máximo la distribución de tus ventanas? Recuerda abrir siempre ventanas opuestas. Cuando consigues crear corriente dentro de casa, el aire llena todas las habitaciones más rápidamente. Además, si tienes un ataque de calor extremo, siempre puedes ponerte en el camino de la corriente y refrescarte de lo lindo.

3. Ojo con cocina y baños

Sartén, freidora, horno… A la hora de cocinar haremos un flaco favor a la temperatura de la casa si no conectamos extractores y abrimos las ventanas de la cocina. Aunque parezca exagerado, cocinar puede subir la temperatura de la cocina e incluso de toda la casa entre 5 y 8ºC. Lo mismo ocurre con el baño, estando en verano es conveniente que no uses agua demasiado caliente, así además ahorrarás en otra factura. Pero si nos gustan las duchas largas y cálidas, ojo con convertir el baño en una sauna. Cuando acabes y abras la puerta subirás la temperatura de las habitaciones contiguas. Trata de no crear vapor de agua conectando el extractor del baño y controlando la temperatura a la que nos duchamos o bañamos

4. ¿Y durante el día?

Por la noche abriremos ventanas, pero ¿qué hacemos durante las horas en las que el calor aprieta? Sombra, esa es la clave. Cierra persianas y cortinas, no dejes que el sol caliente tus estancias en las horas en las que está más arriba en el cielo. Si tienes cortinas muy translúcidas, piensa en lo que te puedes ahorrar en aire acondicionado si cambias a unas más opacas. De la misma forma, persianas claras funcionarán mucho mejor para alejar el calor que persianas oscuras

5. Ya es verano para la ropa de tu cama

Fuera franela, bienvenido algodón. Cambiar sábanas y ropa de cama dará un aire fresco a tu habitación, eso es evidente. Pero más allá de eso, las noches (o tardes de siesta) calurosas lo parecerán menos si hemos hecho el cambió a algodón (que transpira mucho mejor).

6. (Extra) Reduce las fuentes de calor en casa

Las bombillas incandescentes son cosa del pasado, pero son muchas las casas y comunidades de vecinos que aún cuentan con ellas. La mayor parte de la energía que utiliza este tipo de bombillas (en torno al 90%) se va en la producción de calor. Bombillas más modernas te ayudarán a ahorrar en la factura de la luz doblemente: gastas menos energía, y calientas menos tu casa. De la misma forma, evita utilizar en las horas de calor grandes electrodomésticos como lavadoras y lavavajillas.

En definitiva, el verano puede hacerse duro si no tenemos una playa o piscina a mano. Pero si sigues estos consejos, puedes conseguir que la factura de la luz no se incremente en exceso por culpa de la climatización de tu vivienda. En Coesservi podemos echarte una mano con la eficiencia energética de tu hogar, ponte en contacto con nosotros haciendo click aquí e infórmate.