Consejos para realizar una poda correctamente

Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de añadir árboles a nuestro entorno, es el desarrollo futuro de los mismos. El tamaño de la especie que plantemos, la frondosidad que suele tener y la frecuencia de poda que necesitan son factores clave a los que debemos prestar mucha atención, y que no convertirán la poda en un quebradero de cabeza. Cuando decidamos cual es el tipo de árbol que queremos, debemos cuidarlo con mimo en su primera etapa de vida. Es preferible pequeños cortes en un árbol joven que grandes cortes en un árbol adulto. Cada uno de los cortes que realicemos influirá en la estructura futura del árbol. Los árboles además nunca cicatrizan, crean tejido sobre las “heridas” pero las mantienen en el interior. Es por ello que debemos además tener clara cuál es la finalidad de la poda.

“Entresecar” es una forma de poda en la que se cortan las ramas desde su unión con el tronco o con la rama madre. Nunca debemos realizar este tipo de corte al ras del tronco. Es imprescindible respetar el collar (área hinchada a la base de la rama), ya que contiene los componentes químicos naturales que protegen contra la descomposición. Cuanto más lejos del collar cortemos más vigoroso será el crecimiento de la rama. En jardinería, el “desmoche” es la mala práctica que se da cuando quitamos demasiada frondosidad a la copa del árbol. Esto provoca casi con total seguridad la muerte y caída del mismo. Otra práctica que acabará con nuestro árbol si no la realiza un profesional es la poda ornamental, algo que en jardinería es muy poco recomendable hacer en árboles. Cuando damos forma a la copa de un árbol, cortamos su forma de nutrirse y por tanto su desarrollo. Para la jardinería decorativa es mucho más recomendable utilizar arbustos de tamaño medio o grande. Cuando llevemos a cabo la poda, otro aspecto a tener en cuenta es el equilibrio del árbol. La realización de cortes solo en un lado del mismo provocará un crecimiento desigual. Esto aumenta considerablemente el riesgo de caída durante los días de viento o tormenta.

Si todo esto te parece un lío, y quieres que las zonas verdes de tu comunidad luzcan impecables, Coesservi pone a tu disposición a un equipo de profesionales de la jardinería que darán un nuevo aire a tu entorno. Nosotros te brindamos la tranquilidad que puede proporcionar una empresa con más de 25 años de experiencia en jardinería, conserjería y mantenimiento de edificios. Contacta con nosotros y comprueba además que nuestros precios son los más competitivos del mercado.