Historia del servicio de limpieza

¿Conoces la historia del servicio de limpieza?

Desde el nacimiento de la civilización, la limpieza ha ocupado un lugar fundamental en la vida del ser humano. Pero su desarrollo es más moderno de lo que pensamos.

La receta del jabón (primer avance innovador en lo que a limpieza se refiere), data de 25 siglos ates de cristo y corresponde a Sumeria. Gracias a los caprichos de la naturaleza, cerca de ríos en los que se vertían restos de grasa y cal de hueso de animales calcinados, se descubrió que esta composición ayudaba mucho en lo que a limpieza se refiere. Durante 20 siglos este fue el único producto al servicio de la limpieza. Es la leyenda de Hércules la que nos muestra el que sería el primer contrato de limpieza de la historia. El héroe tuvo que limpiar nada más y nada menos que los desperdicios de los establos del rey Augias acumulados durante 30 años.

No será hasta mucho después, en el año 1607, cuando se escribe el primer texto oficial relativo a la limpieza. En él se explicita la frecuencia con la que serán barridas las calles (4 veces al año). A finales del s.XVIII las empresas de “barrido público” crecen a gran velocidad, en gran medida gracias a la administración pública y a los grandes comerciantes. Pero será en 1842 cuando se funda en París la primera empresa de limpieza como las conocemos hoy en día, “La Generale”. Su ejemplo tiene éxito y es imitado en toda Europa.

Unos 100 años más tarde, en la década de los ’50, se produce un avance significativo en la tecnología de los detergentes, y los avances comienzan a aparecer en el sector de la limpieza. Química de productos, mecanización, mejoras productivas, todo se pone al servicio del cada vez mayor número de empresas que se dedican en exclusiva a la limpieza. El servicio se impone en un cuadro económico que produce mucho empleo.

La limpieza se convierte en todo un sector que requiere de profesionalidad y especialización, y que permite a grandes empresas y a pequeñas comunidades de vecinos desentenderse de la conservación e higiene de sus espacios comunes y de trabajo. La eficacia y la calidad de estos servicios han aumentado muchísimo más de lo que en los ’50 se podía prever. Esto ha sido fundamentalmente gracias a 3 claves:

-          Mecanización de las operaciones, la tecnología al servicio de la eficacia.

-          Desarrollo de una industria química, específica y especializada en lograr el mejor resultado posible.

-          Una nueva arquitectura, que utiliza mucho más el vidrio y nuevos materiales.

En Coesservi conocemos el pasado de la limpieza, de dónde venimos. Pero lo más importante es que conocemos el futuro, hacia dónde vamos. El futuro pasa por la investigación y la mejora continuas, por innovar en las formas de organizar la limpieza y el mantenimiento integral de los edificios, por no cerrar puertas a la creatividad, y por mantener la profesionalidad y especialización que han hecho de la limpieza lo que es hoy en día.

Historia del servicio de limpieza