Los árboles de mi vecino me molestan

Hoy hablamos de uno de los problemas más comunes y que más discusiones provocan entre propietarios de casas con jardín.

Nuestro vecino tiene árboles en su jardín y las ramas de éstos invaden nuestra finca. Puede que, hasta en caso más extremos, las raíces de los árboles esté dañanando parte de nuestro pavimento.
El primer consejo que le damos es intentar dialogar. Solucionarlo de mutuo acuerdo, ya que al ser vecinos, no queremos deteriorar la convivencia. Sería la solución ideal, pero no siempre es posible. Puede que nuestra situación sea que, aunque los daños sean evidentes, el vecino se desentienda de todo. ¿Cual es la solución? Pues vamos a tratar de aclararlo.

En primer lugar trataremos problemas con ramas y raíces. Por suerte, la ley regula ante estos problemas.

RAMAS:
Si las ramas de un árbol invaden una finca vecina, el propietario perjudicado puede reclamar al propietario del árbol que corte las ramas todo lo necesario para que deje de invadir la finca vecina. El perjudicado no podrá hacerlo por su cuenta,  excepto en alguna comunidad autónoma, en la que también se permite al perjudicado cortar las ramas que invaden su finca. Consulte en su ayuntamiento o junta municipal antes.

RAÍCES:
Si son las raíces del árbol las que entran en nuestra finca, la ley permite que las cortemos nosotros mismos, pero siempre desde dentro de nuestra finca. Si decidimos cortar las raíces por nuestra cuenta y sin reclamación judicial, nos tenemos que asegurar de hacer bien, sin causar perjuicios a los árboles. Es algo muy importante, ya que el vecino podría reclamar una indemnización por los daños causados.


Lo que te hemos contado son los últimos pasos. Si hemos llegado a un acuerdo con nuestro vecino, no habrá mayor problema, pero en caso de que él no quiera hacerse cargo del problema, también tenemos unos consejos:
-Envía al vecino un burofax (quédate con una copia certificada y acuse de recibo) pidiéndole que corte las ramas y raíces que invaden su finca. También debemos dejar claro que le vamos a dejar entrar a nuestra finca para poder realizar el corte de ramas o raíces. También debemos darle un plazo prudencial, por ejemplo 15 días, para que se haga cargo o recurriremos a los tribunales.


Aunque hayamos solucionado el problema, es posible que nos haya causado algunos daños en nuestra finca, en el pavimento, en el tejado, etc... podremos pedir una indemnización por daños y perjuicios. Muy importante, deberán estar acreditados con un informe técnico o un acta notarial.


¿Y SI VAMOS A PLANTAR UN ÁRBOL?


Si tenemos pensado plantar un árbol, o ya hemos comprado la finca con ellos plantados, debemos tener en cuenta lo que dice la ley para evitar ser nosotros lo que causemos problemas a nuestros vecinos.
Debemos saber que está prohibido plantar árboles cerca de una finca vecina sin respetar las distancias mínimas que establecen las ordenanzas de cada municipio (mejor consultar con tu ayuntamiento, junta de distrito, urbanización...). En caso de que no haya ninguna ordenanza, está prohibido a menos de dos metros de la pared o valla divisoria, en el caso de los árboles altos (Pinos etc.... Si lo que vamos a plantar son pequeños arbustos o árboles de poco tamaño, debemos respetar la distancia de 50 cm con la divisoria de nuestro vecino.


Siempre aconsejamos llegar a un acuerdo con nuestro vecino antes de emprender acciones legales, hablando se entiende la gente. Pero de no ser posible el acuerdo, mejor consultar las leyes de nuestra comunidad autónoma o localida acerca del tema. Así evitaremos futuros malos entendidos.

Puedes ponerte en contacto con Coesservi, si necesitas ayuda en la jardinería en tu casa o comunidad de vecinos, en nuestro teléfono 91 601 65 66 / 91 601 65 67 O, si lo prefieres, te llamamos nosotros. PINCHA AQUÍ PARA QUE TE LLAMEMOS.